martes, 9 de agosto de 2011

-Apuesto galán... -Lo veo y subo tres...


Hoy en día hay puestos del escalafón social donde la indumentaria es, más que simple abrigo o complemento utilitario, definidora de la condición y el estatus del indumentado. Al margen de la calidad moral del portador de un traje de Armani, la aceptación social de éste dista varios pueblos de la del portador de un chándal de mercadillo. Por lo general uno desconfía del desaliñado, mientras que se dejaría estafar e incluso sodomizar por un elegante efebo ataviado con traje y corbata.

Ésto lo sabía bien Ramiro Fernando Hoyas Sanz. Por eso el día que el despertador no funcionó y se levantó dos minutos y medio antes de tener que entrar al trabajo, cogió su corbata italiana de trescientos euros y salió corriendo Gran Vía arriba para llegar a la sucursal. Sus jefes elogiaron su puntualidad, su corbata y su abdomen liso, y esa mañana consiguió el número de teléfono de dos de sus compañeras de trabajo.

6 comentarios:

Kriskros dijo...

Es menester entender que el ser humano actúa por comparación pero que cada uno tiene su propio criterio y bien es sabido que entre ciertas "clases sociales" es más sufridico un chandal cani, la mejor indumentaria para hacer trapis y jugal al curling, que un traje de Armani que bien sabe Hulk que no viene bien en momentos de cabreo. Ahora si, una corbata de 300 truenos siempre abrigará más que un traje de manchega. Y si no, que se lo pregunten a un velocirraptor en su pubertad.

Hombre Malo dijo...

¿Insinúa usted, señor Kriskros, que los respetados jugadores de curling son camellos de baja estofa en sus ratos libres? Ya sabía yo que el curling no daba para vivir y había que sacarse un sobresueldo. Qué mal está el deporte.

Vampira dijo...

Sus dibujos dan mucho yuyu y me encantan (¿los hace usted? la firma me despista)pero los textos que los acompañan me gustan aún más... tiene usted mucha razón en sus afirmaciones pero también es cierto que hay chandals de marca de canis y chonis que cuestan igual e incluso más que un traje sastre... no sabría decir que cosa me parece peor... bueno, sí, el chandal cani es aún más feo, donde estén los chandals de yonki de nuestra tierna infancia que se quite todo...

Vampiradas dijo...

Mi indumentaria le parece bien o le da yuyu, querido?

Hombre Malo dijo...

Permítame decirle, señorita Vampira, que he esbozado una sonrisa al recordar los chándales de yonki de nuestra tierna infancia, esos chándales de tergal (poliéster galo), que nos hacían poner para educación física, y que en mi caso eran siempre de imitación, ya que mi señora mater los compraba en el mercadillo.
En cuanto a la autoría de los dibujos, le confirmo que es mía. La rúbrica atiende al primer y segundo apellidos de la persona que se esconde detrás del Hombre Malo, y es un pequeño homenaje a George A. Romero.
Vampiradas, su indumentaria me parece de un gusto exquisito, aunque en cuestión de féminas hay una indumentaria que suele quedar muy bien, la del protagonista de esta entrada, esto es, únicamente una corbata. Si acaso una corbata y unos zapatos de tacón, pero nada más.

Vampiradas dijo...

Eran entrañables esos chandals... yo tuve unos cuantos también y otros que eran de terciopelo (imitación por supuesto jeje) y de cantosos colores fosforitingos... muy discretos vamos...
Ahhh muy bien... no me cuadraban a mí las iniciales pero ya sí... buen artista al que homenajear sin duda...
Ok, tomo nota de sus sugerencia... la lástima es que no tengo corbata, aunque tacones sí... me tendré que comprar una rauda y veloz...