jueves, 16 de junio de 2011

Gorrino (gorro pequeño para lechones alopécicos)




Como en la granja de Orwell, al final uno no distingue al porcino del humano.

Y mucho cuidado con no hozar en tus excrecencias como está mandado, te podrían expulsar de la piara por insurrecto, disidente, judeomasón, comunista, homosexual, vago y/o maleante, cualidades todas que, por otra parte, le dan vidilla al asunto.

1 comentario:

Kriskros dijo...

Orwell sabía de qué iba el rollo. Nos han avisado constantemente de todo lo que podía ocurrir. Y que hemos hecho? disfrutar sus libros, películas, series, comics, tratados esbozando una sonrisa y pensando que algo así no podría ocurrir jamas. Pues todos con cara de porcino a partir de ahora. Hale.